Síguenos en:

Twitter MexicoPress Facebook MexicoPress RSS MexicoPress
MexicoPress

El medio n° 1 de notas de prensa en México

Empresas pueden ahorrar hasta98% en la factura eléctrica con energía solar de acuerdo a Enlight

El sector industrial es el consumidor más grande de energía eléctrica en México, según el estudio "Impacto a las Pymes y la generación de empleos de la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica". De acuerdo con Reporta Cero, en 2018, el gasto en energía eléctrica en las empresas fue de más de 330,000 millones de pesos en todos los sectores y en el manufacturero, de más de 160,000 millones, lo que representa el 48% del gasto de electricidad a nivel empresarial

Publicado en México el en Finanzas, Ecología, Industria y energía, Recursos humanos/empresa por

Kit de Medios

Nota de Prensa
descargar pdf descargar doc
Imágenes
descargar zip

Compartir

Fotografia Instalación de paneles solares para industrias y sistemas

El sector industrial es el consumidor más grande de energía eléctrica en México, según el estudio “Impacto a las Pymes y la generación de empleos de la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica”.

De acuerdo con Reporta Cero, en 2018, el gasto en energía eléctrica en las empresas fue de más de 330,000 millones de pesos en todos los sectores y en el manufacturero, de más de 160,000 millones, lo que representa el 48% del gasto de electricidad a nivel empresarial.

Esto solo refuerza que uno de los principales gastos de las empresas se relaciona con la energía eléctrica. Aproximadamente, una tercera parte del costo total viene de este concepto, por lo que es un factor determinante para el mantenimiento de un negocio.

Ante el alza de los costos de la energía eléctrica, las empresas han empezado a buscar alternativas que les permitan ahorrar y una de las de mayor auge es el uso de la energía solar.

Optar por una estrategia inteligente como los paneles solares puede ayudar a generar grandes ahorros. Este ahorro puede ser de miles o hasta millones de pesos al año, llegando a disminuir el gasto hasta en un 98%, dependiendo del tamaño del negocio en cuestión y del correcto dimensionamiento del sistema fotovoltaico.

Incluso, de acuerdo con Miguel Ángel Meneses, titular del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Autónoma de México (UNAM), “Si México supiera aprovechar la radiación solar y convertirla en energía limpia por medio de celdas solares, se estaría en una situación económica totalmente diferente”.

Esto se debe, principalmente, a que México es el país que más radiación solar tiene en toda América Latina, pero solo aprovecha entre un 5 y 10% de esta. La razón es simple: aún hay un fuerte desconocimiento acerca de las ventajas que trae la energía solar, no solo en materia medioambiental sino económica.

Más del 75% de la energía generada en México proviene de fuentes no renovables que, además, son altamente contaminantes, y las industrias encabezan las listas de consumo. Por ello, el uso de energías renovables permitiría no solo ahorrar, sino mitigar el exceso de contaminación generada por los hidrocarburos.

El retorno de inversión de un sistema de paneles solares en el sector industrial se ve reflejado en un promedio de 4 a 6 años y proporciona beneficios por más de 30 años con una póliza de mantenimiento que garantice el óptimo funcionamiento del sistema de los paneles solares.

Los paneles solares para empresas son una realidad cada vez más cercana y elegida porque dan mayor certidumbre en los precios de la energía, lo que permite aumentar la rentabilidad y optimizar en un gran nivel los recursos sin importar el tamaño del negocio ni la demanda de energía, ya que el sol es una fuente inagotable.

Con el incremento en la demanda de este tipo de tecnología en los últimos años, los paneles solares son mucho más accesibles y económicos, por lo que prácticamente cualquier negocio puede obtenerlos y sacarles provecho.

De esta forma, se puede destinar todo lo que se ahorra en energía eléctrica en acciones que ayuden a desarrollar y hacer crecer una empresa, pues se genera y se consume la propia energía.

Cuanta más energía se genere a través del sistema fotovoltaico, que se interconecta con la red eléctrica, se consume menos energía de CFE, siendo cada vez más autosuficiente.

Otra de las grandes ventajas es que es bastante sostenible a través de los años porque se pueden ir instalando más paneles al sistema conforme se necesite más energía, mientras no se supere el límite de capacidad que establece la legislación mexicana.

En Generación Distribuida (generar energía limpia en el mismo sitio donde se consume), la instalación fotovoltaica debe tener un tamaño menor a 500 kWp de capacidad.

Una empresa que instala paneles solares no solo ahorra en los recibos de energía eléctrica, sino también en impuestos, pues el Gobierno de México, a través de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección del Ambiente, ofrece estímulos fiscales a todas las empresas que invierten en energías renovables.

La Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), en el artículo 34 fracción XII, establece que el costo total de la instalación de un sistema fotovoltaico es 100% deducible de impuestos en el primer año.

Este estímulo fiscal permite reducir el retorno de la inversión por más de un año y los empresarios pueden ser acreedores de este beneficio sin importar el estado de la República en el que se encuentre su compañía.

La iniciativa surgió para incentivar a las empresas a que empiecen a usar energías limpias y renovables que no solo ayudan a reducir costos, sino también a disminuir los gases de efecto invernadero para evitar el cambio climático.

Los dueños de las compañías que se encuentran en Ciudad de México pueden acceder a otros beneficios que ayudan en cuanto a ahorro.

Por ejemplo, de acuerdo con el Código Fiscal de la CDMX, en el artículo 277, “Las empresas o instituciones que cuenten con programas comprobables de mejoramiento de condiciones ambientales tendrán derecho a una reducción respecto del Impuesto Sobre Nóminas”.

Existen otros beneficios fiscales de los paneles solares e incentivos fiscales que se pueden obtener al instalar paneles en una empresa.

Asimismo, de acuerdo con el artículo citado, las compañías ubicadas en Ciudad de México que adquieran, instalen y operen tecnologías para prevenir y disminuir emisiones contaminantes, pueden ser acreedoras a una reducción del Impuesto Predial.

De esta forma, no solo se ahorra en los recibos de energía eléctrica, sino también en impuestos y se abona al bienestar del medio ambiente. La inversión en energías renovables tiene múltiples beneficios, que van creciendo con el paso de los años.

Datos de contacto

Oscar Garcia

800-365 4448

Si deseas solicitar mas información sobre esta nota de prensa puedes hacerlo en el siguiente enlace:

Más Información
Notas de Prensa Relacionadas